miércoles, junio 28, 2006

Lo que son las cosas...

He ido al banco a hacer la declaración de la Renta sobre 2005. Tras intento fallido y pedida de papeleo y demás suplicios de rigor, por fin he ido a hacer la Renta. Pero no podía ser todo tan fácil, no.

La chica (en todo momento super simpática, muy maja ella) en cuanto ha visto un 10-T azul me ha dicho que no, que allí no podían hacer declaraciones que incluyesen Actividades Económicas. Que me tocaría pagar a una asesoría para que me la hiciesen. También me ha dicho que si quiere hace como que no lo ha visto y la hace con el otro 10-T, pero que más adelante me sancionarían al ver que no he declarado el otro... Cuando ha visto que no sumaba el mínimo necesario, me ha dicho que casi mejor que no la haga.

Y con esa idea me he venido a la tienda. Después de comentarlo con uno (hay confianza ;) me ha dicho que él le ha hecho la declaración a su hermano, y que si quiere que hace la mía. Dicho y hecho, se ha bajado el programa de la Diputación, hemos empezado a meter los datos (la mía es una declaración sencilla de hacer) y en 7 minutos estaba terminada, saliendo a devolver algo más de 100 euros. Se lo cuentas a un ciego y le salen pelos.

Para que luego piense uno, que parece que una frikitienda es sólo para el vicio (no se engañen, lo es ;) pero mira tú qué bien me ha salido. Hasta la ha imprimido y todo.

Ahora me toca el dilema: Declarar o no declarar... He ahí la tasación...

3 comentarios:

Eros T. dijo...

LA CAJA!! QUEDATE CON LA CAJA!!

Logan dijo...

no seas tonot, la puerta es siempre la mejor opcion, ademas te dire ke la uno

Una maruja en internet dijo...

¡Hombrepordios100euros! Pues claro que tienes que hacerla y cobrarlos que son tuyos :).

A mí una vez me salió que tenía que pagar y no veas la ilusión que me hizo :).