viernes, junio 09, 2006

Tutto bene

Como habrá podido observar el astuto lector, últimamente escribo menos. Entre el cansancio, entre que en un trabajo me estoy portando hiperbien y no entro en internet, y en el otro no estoy casi nunca ante el ordenador (ahora sí) pues como que cuando llego a casa me apetece escribir más bien poco. Leer os leo, no os quepa duda. Muchas veces os leo en la tienda, un rato antes de abrir, pero escribir poco. Aunque para decir verdad, a Vailima la leo en casita, cuando estoy tranquilo, que es como se deben leer esas cosas ;)

Pues el caso es que a mi hermanito del alma ya le han operado. Fue el mismo día 6 y todo salió bien. Él esperaba despertarse a las 18:06:06 del 6/6/06 y someter el mundo (el sueño de todo friki) pero no pudo ser y se despertó a las 18:30... Otra vez será. Yo le llamé al poco de despertarse y lo primero que me dijo fue a ver si tenía el bonobús que me prestó. Fíjate tú si hay gente rara...

El miércoles le hice una visitilla y se le veía bastante bien, le fastidiaba mucho no poder girarse siquiera en la cama, pero a estas horas ya anda por el pasillo y todo, así que para el lunes estará en casita de nuevo.

En esa visita le comenté la noticia del Capitán Copyright. Por si no lo saben, se trata de un cómic que ha creado la SGAE canadiense para concienciar a los niños de que, al contrario de lo que muchos creíamos, compartir es malo. Nada de fotocopiarse libros para estudiar. Nada de dejarse cintas de música ni copiarse CDs entre amigos. Caca, nene, caca.

El caso es que mi hermano aún no lo ha visto (obviamente) pero debido a la conversación que tuvimos durante la visitilla, y a la fiebre que le subió por la noche, tuvo un sueño que era más o menos algo como:

"Pues resulta que yo me había comprado una casa por 38 millones de pesetas, y en esto que de repente aparecía el Capitán Copyright y me decía que era un inconsciente, que que había hecho, que cómo me compraba una casa tan barata, que así no había margen para que los artistas pudiesen comer, y que como mínimo me comprase una casa de 100 millones, no una de esas de bajo coste. Entonces aparecía el Comandante Copyleft, se encaraba al Capi Copy y ahí me he despertado"

A ver si el "original" se parece al de su sueño...

PD: ¿Por qué el Capitán Copyright y el Comandante Copyleft comparten las mismas siglas (CC) que además coinciden con las de la licencia Creative Commons, tan ligada al copyleft? A ver si va a resultar que el Capitán Copyright tiene un alter ego generoso...

2 comentarios:

alter dijo...

Aupa.
Me alegro de que tu hermano vaya bien, ¡ánimo!.
Sobre CC... puff.

Vailima dijo...

Parece, por el sueño tan realista, que tu hermano se encuentra mejor. Me alegro. No obstante y como decía Calderón: la vida es sueño y los sueños, sueños son.
un saludo
p.d. gracias culomán por la referencia. Me ha gustado la parcela de intimidad que me dedicas.