martes, abril 25, 2006

B de Rebelión

Anoche comencé a leer "V de Vendetta" (descargado del eMule) y la verdad es que, aun sin haber terminado el primer cómic, me está gustando mucho. Como me habían dicho, es el homólogo de 1984 llevado al cómic. Tiene muy muy buena pinta. Y claro, a uno le presentan una situación tan distópica que renueva sus votos con la libertad, y le entran ganas de comprarse un billete de avión a China para plantarse en medio de Tiananmen aunque ya no haya tanques (todavía).

Las libertades tienen esa cualidad, en cuanto alguien intenta limitarlas o suprimirlas (sobre todo si es de forma oficial, o lo que es lo mismo, por parte del Gobierno) uno se vuelve irascible, saca uñas y dientes, arquea la espalda, eriza el vello y se dispone a llevarse lo que sea por delante. Morir matando, que le llaman. Raro es el caso en el que la sociedad se deja meter mano por parte del Gobierno sin decir nada. A tontas y a locas, que son las más fáciles. Por ejemplo, Estados Unidos siempre ha vivido con miedo en el cuerpo, y después del 11-S tenían el escenario ideal para campar a sus anchas haciendo y desfaciendo lo que les viniese en gana, todo en pro de la seguridad ciudadana. Porque ése es el truco para recortar libertades: el miedo

La gente tiende a asustarse de forma bastante irracional. Miles de amas de casa (empezando por la mía) quieren quitar sus cocinas de gas por miedo a una explosión como las que se ven de vez en cuando en la tele (el miedo sin la tele no sería nada). El peligro no son ellas, sino los vecinos, sobre quienes no puedes hacer nada, y si el vecino de abajo no sabe usar el gas, cuando lleguen los fuegos artificiales no podrás levantar la mano para decir 'Oiga, a mí no, que yo usaba eléctrico' Pero el miedo lleva a pensar cosas así, a actuar de forma irracional (y a la ira, y la ira al odio y...) . Es el miedo el que permite restar libertades prometiendo seguridad. Seguridad que nunca llega y libertad que nunca vuelve.

La siguiente opción es la incertidumbre. No saber muy bien del todo qué está pasando, las medias verdades, inseguridad... Es el escenario ideal. En una situación en la que la gente se sienta TAN desprotegida, tener algo como cierto es muy valorado por la gente. Por eso triunfan los fascismos. Ante la incertidumbre, verdades que se dan por universales, ya sean "los negros nos quitan el trabajo", "los homosexuales son enfermos" o "mi país es superior a todos los demás". Frente a una posición dialogadora, el fascismo ofrece respuestas que (verdaderas o no) al ser de tan firme arraigo en su ideología, se convierten en verdades absolutas. Lo que sea con tal de librarse de la incertidumbre.

Y por último, las dudas. Hacer dudar a la gente. Dudar de todo lo que conocen y conocerán. Dudar de sus compañeros de trabajos, de sus amigos, de la gente de la calle, de ese kioskero amable que cada día te da el periódico y te saluda, dudar de tus propia pareja y hasta de tus hijos. Pensar que cualquiera pueda jugártela y joderte la vida para siempre. Y eso dando gracias a Dios, que hay cosas peores.

Con estos tres ingredientes, Miedo, Incertidumbre y Dudas, tenemos los componentes óptimos para hacer de la sociedad lo que queramos. Es 1984, es V de Vendetta, es Paranoia.

Y como en toda distopía, siempre hay alguien que no la acepta, que lucha contra el sistema, que se rebela e intenta por todos los medios acabar con el poder político establecido para devolver a los ciudadanos su libertad, y librarlos de manipulaciones y demás herramientas del Estado (entonces quedarían de nuevo sin Gobierno ni estructura de poder, con lo que volveríamos al miedo, incertidumbre y dudas, ¿no?).

A cuento de qué viene todo esto

En primer lugar a que anoche me puse a leer V de Vendetta, que me está gustando mucho. Y en segundo lugar a que Loretahur hablaba hace unas semanas sobre el nuevo DNI, el DNI-E.

Este DNI, que por una parte es feísimo (ya he tenido uno en mis manos, que en Burgos ya los hacen) implementa la tecnología RFID. Dicha tecnología consiste en que dentro del chip RFID van los datos del usuario, que al pasar por un lector son leídos automáticamente. En el Metro de Bilbao están probando un tipo de bono mediante RFID de manera que sólo hay que pasar la cartera por encima de la entrada, no meter el billete. Pero que conste que un chip RFID no va por ahí emitiendo nada, en contra de lo que mucha gente piensa, sino que cuando recibe un tipo de señal responde emitiendo la identificación del usuario.

Un delito de estos modernos es encender un aparato lector de frecuencias, y cuando alguien cierra el coche con el mando de las llaves, esa frecuencia se lee, y por tanto puede ser replicada para abrir el coche cuando el dueño ya no esté. Si alguien por la calle me pidiese que apriete dicha llave, no lo haría, obviamente, pero es que el DNI-E no se puede negar a ello. Si alguien consigue un aparato lector que utilice esa tecnología (que los hay) ya tiene aquí un filón para aprovechar. Sólo falta una cosa, la encriptación.

El DNI-E va encriptado, precisamente para eso, para que si alguien consigue la señal de radiofrecuencia de tu identificación no pueda emplearla, al estar codificada fuertemente. Pero ¿cuán fuerte es esa encriptación? Ya se anuncia por ahí que los formatos que van a sacar de televisores y dispositivos audiovisuales con encriptación serán desencriptados en un periodo relativamente corto. Ahora me pregunto yo, ¿quién destinará más presupuesto a desarrollar una buena encriptación, Sony o el Gobierno Español? Si Ford invierte más en i+D que España (y ojo, que parte de esa i+D es para el ejército) adivinen quién es el pardillo. No, no es Sony. Ni el Gobierno. Somos nosotros, que vamos a ir permanentemente identificados por la calle, para goce y disfrute de rufianes, techno-mafiosos y fuerzas de seguridad del Estado. Lo siento, pero yo quiero que me protejan, no que me vigilen.

Así veremos que en breves, toda la población española estará controla gracias al RFID. ¿qué pasa? Acaban de tirar la puerta abajo de esta emisora, tengo que dejarl... ¡a por él! ¡que no escape! ¿sigue esto encendido? ¡a ver, que alguien siga hablando! yo mismo, espera que recuerde qué había dicho el chico... ya lo tengo, voy ejem, ejem ¿Toda? No. Un pequeño reducto de desconfiados paranoicos sigue en la lucha por lo que ellos llaman libertad. Estos pequeños estúpidos aún piensan que el RFID es malo, y se basan en antiguas creencias que para nada tienen que ver con la NeoCiencia con la que el Partido educa a nuestros hijos por un futuro más próspero. Vean si no, cómo los pobres ilusos hacen pulseras, carteras y demás bisutería basándose en una superstición que ellos llaman Jaula de Faraday. Como ya saben ustedes, la NeoCiencia demostró no sólo que dicha idea es absurda y totalmente carente de razón, sino que el tener metales cerca de ustedes es realmente peligroso para su salud. No olviden avisar al Sargento Médico de su zona si encuentran algo de metal en la calle o en sus propias casas.

Lamentamos comunicarles que una horda de inmigrantes polacos ha atacado esta emisora y debemos cortar la emisión, sin embargo, antes de cerrar, les recomendamos que sintonicen con la Radio Oficial del Partido, en el dial 23. Muchas gracias. Libertad para tí, ciudadano.

PostData desde el Centro de Reeducación Mental: Me haré una cartera anti RFID, aunque sea lo último consciente que haga en mi vida.

Fnord

1 comentario:

Javi dijo...

Muy buen post :p. Has hecho bien en descargártelo, ya me dirás que te ha parecido. Pásate por mi blog y mira el vídeo de V que he puesto. Es ciertamente espectacular.

Inglaterra prevalece!!