miércoles, abril 26, 2006

Impecable

Me ha llevado tiempo, pero por fin he dejado limpia la bandeja de entrada. De mis 683 conversaciones sin leer en GMail, he mandado unas cuantas a spam, he ido leyendo algunas, borrando otras sin leer, marcando como leídas algunas que nunca leeré ... Y ahora está a cero... A ver cuánto dura...

Los 434 posts sin leer del Bloglines los dejo para más adelante...

2 comentarios:

Vailima dijo...

Una de las cosas que más me transtornan cuando vuelvo a la blogosfera después de un periodo vacacional es subirme al carro de nuevo en bloglines.
Ardua tarea amigo.

alter dijo...

Te remito a la reflexión de "La fábrica de las cosas pequeñas", al respecto:

"¡No escribáis tanto, coño!"